jueves, 12 de enero de 2017

MANUEL OÑORBE: UN REFERENTE DE LA SALUD PÚBLICA ESPAÑOLA

Ha fallecido Manuel Oñorbe de Torre, un gran salubrista. Y nos deja un hueco irreemplazable. Como Director General de Salud Pública fue clave en la elaboración de Ley 28/2005 de medidas sanitarias frente al tabaquismo (la “ley antitabaco”). Parecía imposible, pero a partir de enero de 2006 se dejó de fumar en todos los centros de trabajo, fábricas, centros públicos, Ministerios, hospitales, centros comercialels o escuelas, y se promovió un amplio debate social que, finalmente, se ganó. No fue fácil. Pero con la tozudez del Dr. Oñorbe se logró poner por delante la prevención del tabaquismo sobre los intereses comerciales. Un paso muy importante, que se completaría con la modificación de la ley en 2010 (Ley 42/2010), ampliando la prohibición de fumar en los bares y centros de hostelería. Estas medidas supusieron un impacto muy positivo en la salud, disminuyendo la incidencia de patologías relacionadas con el tabaco (cardiovasculares, respiratorias, etc.) que eran y son todavía la principal causa de muerte prematura evitable.

Además de esta labor, Manuel Oñorbe impulsó y perfeccionó diversos planes y programas, como el de la prevención de los efectos de la “ola de calor”, el plan de vacunaciones, el del SIDA, o el de la gripe aviar, así como la mejora de la vigilancia epidemiológica y la seguridad alimentaria, y la lucha contra las desigualdades en salud. Complementó su labor gestora con una importante labor docente en la Escuela Nacional de Sanidad y otras instituciones académicas.

Su visión progresista de las cuestiones políticas lo llevó a defender hasta el final una sanidad pública de calidad y para todos. En el libro “Crisis (esta crisis) y Salud (nuestra salud), analizaba los problemas que enfrenta actualmente la sanidad y planteaba propuestas de futuro. A lo largo de su vida fue impulsor de la Sociedad Española de Epidemiología, la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, la Asociación Madrileña de Salud Pública, y fundador y director de la Revista de Administración Sanitaria, así como de otras iniciativas en defensa de la sanidad.

Lo recordaremos siempre como gran profesional y mejor persona, amigo entrañable, enamorado de su familia, honesto de raíz, emprendedor y luchador hasta el final. Un gran ejemplo para todos nosotros. Descanse en paz.


Fernando Lamata Cotanda y Serapio Severiano Peña

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada